David Dimas

Amante del desarrollo personal, uno de mis objetivos es ayudar a los demás a desarrollarse.

corazon

Primero dar

11/04/2013
Tiempo estimado de lectura: 2 minutes
4 Comentarios
  • lula
    11/04/2013 Responder

    Me encanta David, y sobre todo me gusta la reflexión sobre dar a los más cercanos. Y solo añadir el darnos a nosotros mismos, darnos lo bueno, lo que nos hace sentir plenos, para conseguir la serenidad y el amor para DAR a los demás.

    • David
      11/05/2013 Responder

      Querida Lourdes,

      Decirte que a mí me inspiras e incitas a seguir dando.

      Gracias por sumar.

  • Pablo Arribas
    10/07/2013 Responder

    De adolescente escuché por primera vez aquello de “todo lo que des el universo/la vida te lo devolverá”… No sé si era demasiado egoísta, escéptico o que simplemente me sonaba a una magia que no conectaba con la lógica cientifica con la que creía que yo funcionaba…

    Con los años comprobé que es verdad. Saltándose la metáfora de aquella expresión he constatado que cuanto más di, más recibí y más feliz fui.

    Creo que se trata de una actitud. Dar, así como decir SÍ a las experiencias, son resultado de una mentalidad abierta por la que se cuelan grandes vivencias y regalos. Es como abrir una botella para dar agua… el agua sale pero entra aire.

    La gratitud, la entrega y la la generosidad (entre otros valores) aportan a los demás (aparte de la propia que señalas y “brilla más en las resonancias” como bien señalas) no solo felicidad, sino ganas de compartir con nosotros… pues si hay algo de lo que nadie quiere menos sino siempre más es de felicidad… Haz feliz, da, y siempre te querrán a su lado. Y tener gente al lado ya sabemos la cantidad de oportunidades maravillosas que nos brinda.

    Gran gran post, David. Felicidades

    • David
      14/07/2013 Responder

      Querido Pablo,

      A mí me pasó algo similar, debe ser la madurez que nos ha hecho crecer y es ahora cuando podemos comprobar que es cierto.

      A los que añado dos consideraciones:

      – Es una ley universal, por lo que se cumple independientemente de que creamos o no en ella. Por lo tanto, aunque sea de una forma egoísta, hay que empezar por el Dar.

      – La diferencia entre una vida buena y una sobresaliente está relacionada con lo que eres capaz de Dar. En la medida que devuelves a este mundo, la vida mejora de una forma exponencial.

      Gracias por sumar.

Comenta

Error Porfavor revisa las entradas