David Dimas

Amante del desarrollo personal, uno de mis objetivos es ayudar a los demás a desarrollarse.

businessman hiding face behind sign fail

He fallado

29/10/2014
Tiempo estimado de lectura: 3 minutes
6 Comentarios
  • Miguel Martinez lopez
    30/10/2014 Responder

    ok, es bueno darse cuenta de los errores. También ser conscientes que en la mayoría de las ocasiones somos muy crueles con nosotros mismos, podemos llegar a ser nuestro peor enemigo. Una cosa muy importante no perder de vista es que somos seres humanos y tenemos derecho a equivocarnos, a caer; la obligación de levantarnos cuando caigamos. Un fuerte abrazo

    • David
      31/10/2014 Responder

      Querido Miguel,

      Coincido contigo en que no debemos ser duros con nosotros mismos, porque hacemos lo que en un determinado momento sabemos y podemos. Prefiero aceptar y ser consciente de lo que ha pasado, y ver cómo puedo mejorar. Hay en determinados puntos que me resulta fácil, pero otros que me cuesta mucho. Y es ahí cuando los más cercanos más ven incoherencias, y sin embargo más nos pueden ayudan.

      Y sí, la caída no puede ser una limitación para no crecer.

      Gracias por sumar.

  • Pilar
    30/10/2014 Responder

    Comparto totalmente lo que has escrito en esté post.
    Ademas me parece fundamental reflexionar sobre todo aquello en lo que fallamos cada día.
    Me interesa mucho el libro que mencionas de Elsa Punset y esa presión por aparentar ser feliz. Que hay de malo en estar triste alguna vez? Mientras no sea un estado de ánimo permanente …. Es humano.
    Me encantaría saber que opinas…
    Sigo sumando

    • David
      01/11/2014 Responder

      Querida Pilar,

      Antes de nada decirte que me hace mucha ilusión leerte.

      Las emociones tiene una función adaptativa, aunque entren dentro del grupo de las negativas. Es decir, son necesarias para nuestra supervivencia. Los expertos dicen que la tristeza tiene un carácter introspectivo, y nos ayuda a reflexionar sobre nosotros mismos, permitiendo reducir las distracciones del entorno. El problema es que no solemos reconocerlas, y tampoco aprendemos recursos para lidiar con ellas.

      Como curiosidad, el otro día me sorprendieron mis hijos reconociendo su frustración diciendo que tenían un volcán en su barriga. Me parece un gran paso que en el colegio les enseñen a distinguir lo que sienten, ya que a muchos de nosotros no nos enseñaron.

      Por tanto, estoy de acuerdo en que es ok sentir cada un de las emociones, no están dando mensajes para la vida.

      Gracias a ti por sumar.

  • Nadia Murillo Alvado
    30/10/2014 Responder

    Por supuesto que no existe la perfección, pero…
    ¿Quien quiere ser perfecto?

    A tod@s nos gustaría ser mejores personas y muchas veces cometemos errores de los que nos sentimos avergonzados. Lo importante es saber rectificar a tiempo (que a veces cuesta, y mucho) pero pienso que es mejor transmitir positividad que todo lo contrario.

    Si entramos en el circulo de la negatvidad cada vez es más difícil salir, y nos vamos consumiendo sin darnos cuenta.

    En la vida se cierran muchas puertas pero también se abren otras.
    Lucha por lo que quieres y no lo dejes.

    PD- Ves y dale un achuchon bien fuerte a tu mujer y hija,no es necesario una razón, los abrazos nos cargan de energía y nos hacen sentir mejor.

    Un beso enorme David!
    Brillante post.

    • David
      01/11/2014 Responder

      Querida Nadia,

      El otro día pensaba en un posible post y le llamaba “Progreso, no perfección”, y es que perseguir la perfección es agónico, porque como bien dices, no existe. La grandeza está en recorrer un camino de crecimiento, con luces y sombras, pero en constante evolución.

      Sin la menor duda, que la actitud positiva facilita mucho la interpretación de lo que nos pasa y nos da la fuerza necesaria para continuar. Y por lo que veo, tú tienes mucha.

      Y que no te quepa la menor duda de que daré esos abrazos y besos.

      Gracias por sumar.

Comenta

Error Porfavor revisa las entradas