David Dimas

Amante del desarrollo personal, uno de mis objetivos es ayudar a los demás a desarrollarse.

Mis hijos en la cama

Aprendo de mis hijos

26/12/2012
Tiempo estimado de lectura: 4 minutes
10 Comentarios
  • Julio
    26/12/2012 Responder

    Hola David,

    Hacia tiempo que no leía con tanto interés un blog (y leo mucho!!). Tus entradas, tres grandes lecciones de las que hay mucho que aprender.

    Gracias por compartir tu experiencia y tu saber…me vas a crear más adicción que Murakami!!! :)))

    P.D:¿Soy Feliz? uuff important question…+ que ser feliz, hay experiencias que me hacen sentir bien y eso es lo que busco. Como dijo alguien mejor coleccionar momentos que cosas.

    • David
      28/12/2012 Responder

      Querido Julio,
      Me sonrojas con tus palabras, para mí es una satisfacción que te gusten e inspiren.
      Respecto a la felicidad, efectivamente consiste en provocar el mayor número de momentos felices, y si me permites el consejo, muchos de ellos vienen cuando haces feliz a otros.

  • Marjorie
    26/12/2012 Responder

    Excelente, me encanto. Ahora que lo pienso yo nunca tuve frases desalentadores por parte de mi familia. Eso me impulsaba a ser mejor. Incluso hoy en dia siento mas apoyo.

    • David
      28/12/2012 Responder

      Querida Marjorie,
      Por eso hoy eres quien eres y te encanta enfrentarte a grandes retos. Compártelos con el resto porque seguro eres fuente de inspiración.

  • @beingamensch
    26/12/2012 Responder

    Gracias David,….de nuevo me haces pensar, y escuece… Por ejemplo, más de una vez me he descubierto volcando mis frustraciones en mis hijos, y luego sintiéndome culpable por ello. Una voz irritada, una reprimenda airada, a veces tienen mucho más que ver con lo que llevo en la cabeza que con la travesura que lo desata. La esperanza implícita es que se les olvidará pronto, ….pero según lo que dices, quizá hago más daño del que imagino…..

    • David
      28/12/2012 Responder

      Querido Álvaro,
      Como decía en el post, fallar es ok, lo que hay que hacer es actuar para evitar que vuelvan a suceder. Yo también vuelco mis frustraciones en mi familia siendo lo que más quiero. Eso sí, pido disculpas y trazo un plan de acción para que no vuelva a suceder.
      Los niños, no son rencorosos, así que ante la caída querido amigo, levántate y sigue intentándolo. Eres y serás un referente para tus hijos.

      • @beingamensch
        28/12/2012 Responder

        Got it Dave! Como me sigues haciendo pensar con tus posts esta mañana no podìa quitarme la cabeza esas letras de Serrat “les vamos transmitiendo nuestras frustraciones……con la leche templada….y en cada canción….” http://www.musica.com/letras.asp?letra=811295

        • David
          30/12/2012 Responder

          Gracias por compartir!

  • Christophe Baton Dumont
    28/12/2012 Responder

    Hola David:
    Me ha encantado el post. Has sido capaz de hacer una síntesis de varios conceptos que resultan extremadamente útiles tanto en el plano laboral como el personal.
    El concepto de las limitaciones es uno que resulta crucial en la vida. Tanto una vez que somo adultos, en tanto en cuanto éstas marcan hasta dónde podemos llegar y lo fácil que es crearse limitaciones ficticias uno mismo. Además, resulta fundamental aprender a vencer estas limitaciones y sobre todo a no creárselas a nuestros hijos.
    Este tema tiene mucha miga, y también los otros que tocas en el post: actitud ante el fracaso, ilusión por la vida, la búsqueda del elemento, etc. Espero que en un futuro no muy lejano los desarroyes para que podamos comentarlos.
    Un abrazo muy fuerte,
    C.

    • David
      30/12/2012 Responder

      Querido Christophe,
      Me alegro de que te haya gustado. Tengo en cuenta tus comentarios para el futuro.

Comenta

Error Porfavor revisa las entradas